Confesión de un gran defecto…

18 01 2010

Sólo diré una cosa en mi defensa, la verdad.

No hubo maldad en mis actos, no hubo premeditación.

Lo puedes llamar falta de tacto, brusquedad o no saber estar y callar cuando no se sabe cómo explicar las cosas sin herir al oyente.

Si mil veces me he de disculpar porque me pierde mi boca,

mil veces me disculparé.

Esta claro que este año me toca trabajar duro en la labor de mejorar y cambiar esta impulsividad que tengo a la hora de decir lo que pienso, porque a veces sin querer hiero con mis palabras a las personas que más quiero.

Lo confieso, he vuelto a meter la pata por no saber decir las cosas o lo que es peor por decir cosas que no debí decir.

Y lo lamento muchísimo porque no debió ser así 😦

No es justo que otros paguen por mis defectos, al menos no por aquellos defectos que reconozco que debería haber cambiado ya y que a la vista de los hechos acontecidos aún son una asignatura pendiente en mi expediente de la vida.

Veredicto: CULPABLE de no pensar en los demás antes de abrir la boca y decir lo primero que se me viene a la cabeza.

Condena:

Vivir con la certeza de que he hecho daño con mis palabras a un ser muy querido.

Reconocer que no he sido capaz de mejorar ese defecto.

Asumir que no esta bien y que tengo que cambiar urgentemente y que no basta sólo con decirlo, tengo que hacerlo de una vez.

Recurso de apelación: DENEGADO

Porque que no hubiese en mi ningún indicio de maldad no me exime de ser culpable, esta vez no,  porque  aunque de verdad no fue premeditado, eso no subsana el daño ocasionado.

Las heridas con el tiempo y el cariño curan, pero algunas dejan cicatriz 😦

Así que no, esta vez no tengo derecho a apelaciones, porque soy culpable sin lugar a dudas.

De nuevo me disculpo y te pido perdón.

Anuncios

Acciones

Information

16 responses

18 01 2010
rampy

Esto es lo que suele pasar cuando uno no tiene tapujos a la hora de expresar lo que piensa. No todo el mundo entiende eso y son múltiples la dificultades que uno encuentra, porque a casi nadie le gusta que le digan las verdades a la cara.

18 01 2010
yomisma77

Rampy,

Asumo las consecuencias de decir la verdad, aún a riesgo de herir sin querer con ello al oyente, pero si a eso le sumas la falta de tacto o el no saber explicarme… ahí es donde suelo equivocarme y donde me equivoqué esta vez, en la manera en la que dije las cosas.
Di a entender justo lo contrario de lo que quería decir.
Y en esto tengo que mejorar.

Un abrazo muy grande 🙂

18 01 2010
alijodos

No sabes como te entiendo por que yo tuve que pedir ayuda profesional para mejorra precisamente esto mi caracter…Y es que siuno lleva razon en algo a decirlo mal ya pierde toda la razon…Es bueno saber serenarse y decir las cosas sin herir suceptibilidades…Como también es bueno saber pedir perdón…Un abrazo Pili…

18 01 2010
yomisma77

Alijodos,

Si pido perdón es porque soy consciente de que en esta ocasión no tuve mucho tacto a la hora de decir las cosas y no estuvo bien.
Que puede que tuviese razón en parte de que lo dije, creo que si, pero como bien dices la perdí al no saber decir las cosas como debí hacerlo.
Esta claro que de mis muchos defectos este es uno de los peores.

Un abrazo 🙂

18 01 2010
Bitacoras.com

Información Bitacoras.com…

Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com. Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio….

18 01 2010
JavCasta

La asertividad. Ese es el arte y el objetivo en la comunicación:

Según la wiki:

Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no-asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que expresa sus convicciones y defiende sus derechos.

Es una forma de expresión consciente, congruente, clara, directa y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia.

18 01 2010
yomisma77

Javier,

En mi trabajo tengo que controlar mucho la empatía pero sobretodo la asertividad, y no siempre lo logro porque soy humana y ante ciertos temas pueden más las emociones.

Lo malo es que es con las personas que más me importan con las que suelo pecar de asertividad cero, mas veces de las que quisiera.
Y me he dado cuenta de que es directamente proporcional a la intensidad del sentimiento que siento por esas personas.

En mi trabajo me ocurre al revés, cuanta menor implicación emocional tengo con el paciente, logro mayor asertividad.
Y es recomendable y muy necesario no implicarse mucho emocionalmente con los pacientes porque además de sufrir mucho puedes romper el vínculo terapéutico, así que tengo que estar buscando continuamente el equilibrio entre que ne me afecte nada y que me afecte demasiado.

En ambos casos es dificil hallar el término medio, pero me resulta mas fácil hacerlo en el trabajo que en mi vida personal.
Y es lógico porque las emociones están siempre presentes en mi vida personal y son mas intensas, con lo que el esfuerzo que tengo que realizar para lograr el equilibrio es mayor.

Una solución fácil sería tener el [modo trabajo on] de “me tiene que importar poco” cuando estoy con mis seres queridos. Pero eso no arreglaría nada, sólo sería un parche.

La verdadera solución es que tengo que mejorar y cambiar ese defecto, si o si.
El camino hacia la madurez esta de rosas con muchas espinas…

Un abrazo 🙂

18 01 2010
marialocaypeligrosa

Bella, si me recibes tan bien, no saldré de tu blog jajaja.
He leido tu entrada. la espontaneidad no es algo malo, y es un imposible no herir con las palabras. También las amables, pueden hacer daño, todo va según las circunstancias.
Tú leiste algo que yo escribí hablando de mi misma, aunque no creo que lo recuerdes.
Un poco largo el comentario, ya sé.
Besotes,
pd, yo a veces me cosería la boca. Pero aquello que me callo, me hace más daño a mi misma, y a larga, a quien iba destinado.

18 01 2010
yomisma77

María 🙂
Yo estoy encantada de que te quedes!! y en este blog no tienes que preocuparte por la extensión de tus comentarios, puedes escribir lo que quieras y con la extensión que consideres.

Yo también me debería coser la boca a veces y me pasa como a ti, cuando me callo la mayoría de las veces sufro mucho y luego es peor porque sale todo junto y eso puede ser catastrófico para el que escucha.
Lo mejor es decir las cosas poco a poco y cuidar muchísimo las formas, pero es que la teoría ya me la se y me la repito caaaada día, pero sigo suspendiendo estrepitosamente en la práctica y esta es mi asignatura pendiente para el 2010.
Estoy en proceso de enmienda o al menos lo intento.

Besos para ti también!! 🙂

pd: tienes que ayudar un poco a mi memoria porque he leído varios textos personales tuyos y ahora no recuerdo a cual te refieres!!

Un abrazo 🙂

18 01 2010
Julio

Hoy llevo todo el día fuera de casa y acabo de cenar, así que se me puede permitir que lo que diga no sea más que un pensamiento, no la certeza.

La verdad es un matiz. Los griegos hablaban de la verdad universal, si no recuerdo mal, y ya definían la oración como un pensamiento o reflexión sobre algo, atendiendo al carácter filosófico de estos autores.

Así que la verdad puede ser la cercanía a un hecho concreto desde la individualidad. Podemos decir que cada uno tiene su verdad; luego, dependiendo del observador -Einstein-, podemos contemplar la verdad absoluta. Hay ciertos hechos que son irrefutables.

Pero me da la impresión de que en tu caso va más por un sentido de las cosas (como cuando a un gobernante se le presupone un “sentido de Estado”) en nuestras relaciones personales.

La capacidad empática, saber qué queremos de alguien y cómo conseguirlo, y la autocrítica son buenas bases para afrontar las relaciones.

Estas no se guionizan; y, por lo tanto, van derivando a izquierda y derecha, y a veces el barco se vuelca.

Lo importante es: asumir el error, preguntarse el porqué del malestar suscitado en la otra persona, y luego afrontarlo actuando sobre él y no sólo pensando en que no está bien.

A fin de cuetnas, tenemos las relaciones que queremos tener, y sólo desde la humildad y la aceptación del otro -que no es la negación de uno mismo- se consiguen logros importantes.

Así que vuelvo al punto número uno: ¿es porque dijistes LA VERDAD -asumiendo que es UNA exclusivamente- o influyó lo que transmitistes a esa persona? ¿Le hacía falta esa verdad? ¿Era una cuestión trascedental para su vida?

En ese caso lo comparto contigo: hay que decir la verdad aunque duela si esa persona lo pide. Pero callar es todo un arte. Y ya decían eso de que: sólo habla si tus palabras son más hermosas que el silencio.

El lenguaje es una herramienta y hay que usarla con cuidado.

En fin, no tendré razón en nada, y me meteré donde no me llaman, pero ahí lo dejo, que me vuelvo a mis estudios.

Besos.

19 01 2010
yomisma77

Hola Julio,
En respuesta a tus preguntas te diré que en este caso influyeron los dos factores, lo que dije y cómo lo dije.

Dije lo que opinaba de un tema en concreto por el que fui preguntada, pero no tuve en cuenta todos los factores que se implicaban en la pregunta a la hora de responder, por lo tanto di una mala respuesta porque fue incompleta, injusta y desconsiderada.
Además la manera en la que lo dije no fue para nada asertiva ni empática, y encima no supe explicarme y eso empeoró la situación.

En respuesta a tus siguientes preguntas, esa persona preguntó y yo respondí a su pregunta, no dije lo que pensaba sin más, pero repito que mi respuesta no fue acertada aunque no hubiera maldad en ella.

Y esto es lo mas complicado para mi, porque cuando alguien me pregunta asumo que si lo hace es porque quiere oir la verdad y yo siempre que puedo la digo, pero he de reconocer que hay maneras y maneras de decir la verdad y en este caso yo no tuve tacto alguno 😦

Asumo mis errores como buenamente puedo y llevas razón porque con decir que no esta bien no es suficiente, hay que trabajar duro sobre los defectos que cada cual arrastra y este caso en concreto corregir este a mi me supone un gran esfuerzo y como se deduce de mi confesión no siempre consigo controlarlo 😦

Un abrazo muy grande y ya sabes que este rincón son bien recibidos tooooodos los pensamientos, porque de ellos también se aprende mucho 🙂 y llevas razón en la mayoría de las cosas que dices, asi que gracias por compartir tu reflexión.
Besos!!

Llevas razón en que callar también es un arte cuando lo que se va a decir no viene a cuento

19 01 2010
yomisma77

Ups Julio!!

La última frase es la posdata que se me quedó a medias, con las prisas y el mozilla bloqueándose a cada segundo no pude terminarla y poner PD!!

aish!! que día que llevo 😦

Ahora si la PD completa: Llevas razón en que callar también es un arte cuando lo que se va a decir no viene a cuento, y me tengo que aplicar intensivamente en esta tarea.

Besos!!!

19 01 2010
chose

Errar es humano y el pedir disculpas divino.

Un beso.

19 01 2010
yomisma77

Hola Chose,
Gracias por tus palabras.
Yo sigo sintiéndome un poco ploff 😦 porque reincido en ese error más de lo que me gustaría, y disculparme es lo menos que puedo hacer.
Un abrazo
Pili

26 01 2010
alijodos

De la forma que lo estas haciendo nos ayudas…No te quepa la menor duda…Todas las consideraciones son a tener en cuenta..Gracias pili…un abrazo…

27 01 2010
yomisma77

Alijodos, estoy en ello, desde que pueda y tenga más información te lo haré saber.
Un abrazo!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: