Ilusa

18 08 2009

Ilusa, por creer en tus palabras,

Qué tonta fui,

Dejaste malherida mi  alma,

Con tu adiós, comenzó mi sufrir.

Tus ojos me engañaron cual espejo,

El reflejo de mi amor en ellos fué lo que vi,

Espejismo que ahora es tortura,

del amor  que yo  siento por ti.

Que insensato, este corazón mío,

Que  incansable late por ti,

Si tu amor no era cierto, mi vida,

¿Quién lo quitará de mí?

No te alejes, grité en el silencio,

Y ni el eco se apiadó de mí,

Ahora lloro tu ausencia de noche,

Noche eterna es mi vida sin ti.

¿Y tus labios no me besaron?

Por un momento, creí que si,

Me engañaron mis ganas de amarte,

En tu red, mi destino es morir…


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: